Combarbalá en los medios nacionales por jugador de fútbol

Don Lino Larrondo y toda su dinastía, instalada entre Combarbalá, Calama y Arica, se quedaron con las ganas de conocer a la pequeña Amalia.La niña es la hija de Marcelo Larrondo, el goleador de Rosario Central al que quiere Juan Antonio Pizzi en la Roja.

Larrondo había prometido visita para las fiestas de diciembre pasado. Quería presentarles a su hija, pero al final no pudo venir.

Hace tres años, en cambio, el delantero nacido en Mendoza pasó sus vacaciones en Combarbalá. “Vino con su papá, el tío Marino, a visitar al abuelo Lino y a toda la parentela chilena”, cuenta su prima Pilar Vega.

El lado chileno del atacante comienza con Marino Larrondo Bruna, quien dejó Combarbalá en 1987 en busca de mejores horizontes. Partió a Mendoza, donde se casó con Alicia, argentina, y de esa unión nacieron Fernando, Marcelo y Jenifer.

“Él se fue a buscar pega a Argentina, pero a los pocos años volvió a intentar reinstalarse en Chile, ya con esposa e hijos. Ahí venía Marcelo, tenía unos dos años, y vivieron en Calama. No alcanzaron a estar mucho tiempo acá, eso sí, al año ya estaban de vuelta en Mendoza”, cuenta Jaime Larrondo, hermano de Marino y tío del jugador, quien reside en Arica.

El corto lapso de residencia en Calama no dio para despertar afectos futboleros. “¿Si Marcelo es hincha de Cobreloa? No, era muy chico cuando estuvieron allá. Él es de River Plate”, dice su tío Jaime.

Los Larrondo Bruna son una familia numerosa. Son ocho hermanos -el noveno falleció- y están repartidos entre Combarbalá, Calama y Arica.

De todo el “familión”, “yo era el único bueno para la pelota”, dice Jaime. Y agrega: “Era 9, igual que mi sobrino, aunque menos goleador que él, ja… Jugué en la selección de Combarbalá. En todo caso, Marcelo se hizo futbolista gracias al apoyo de mi hermano y de Alicia, que desde chiquito lo metieron en escuelas de fútbol en Mendoza”.

Otra tía del delantero, Aída Larrondo Bruna, está muy ilusionada con la posibilidad de que su sobrino juegue por Chile. “Para mí es un orgullo ver todo lo que está logrando. Sería extraordinario que jugara por nuestra selección”, dice desde Calama.

Aída cuenta que “Marce”, como le dicen, siempre ha estado muy pendiente de la familia que está al otro lado de la cordillera. “Él es muy especial, desde niño lo ha sido. Es sencillo, ama a sus papás, los adora, y eso es lo que más nos enorgullece. Nunca se le han subido los humos a la cabeza, ni cuando estuvo en Italia ni ahora que está jugando en Argentina, nunca. Le cuesta venir, pero siempre está en contacto con nosotros, estamos comunicados por el teléfono o el Facebook. Marcelo vibra con la selección chilena cuando dan los partidos. Él tiene tantas ganas de jugar por Chile…”.

La prima Pilar da fe del fuerte vínculo de Marcelo Larrondo con su familia del norte chileno: “Aunque él nació allá, siempre ha sido muy cercano, muy de compartir con la familia, los primos, el ‘Tata’ (Lino). Toda la familia es así. Antes del fútbol, él venía seguido a Combarbalá en vacaciones, con toda su familia, entonces nos conocemos bien y nos queremos mucho”, detalla.

El año pasado, para el terremoto del Norte Chico -en septiembre-, “Marcelo y toda la familia de él estuvieron muy preocupados, e incluso el tío Marino vino a Combarbalá para ver cómo estábamos”, revela Pilar.

 ( Fuente El Mercurio)

       



El Combarbalino

Diario Electrónico de la comuna de Combarbalá, perteneciente a la Red de Diarios Comunales, que está presente en las 15 comunas de la Región de Coquimbo, entregando noticias y actualidad en cada una de ellas.