Columna de Opinión: Herencias Vacantes, una oportunidad para todos y todas

1439911056541-DSC09365.JPG Diego Núñez Wolff, Seremi de Bienes Nacionales

Las Herencias Vacantes son una modalidad de adquisición de bienes por parte del Estado, que se inicia con una denuncia formulada por particulares respecto de bienes que le corresponderían al Fisco al no existir herederos de un fallecido. Como consecuencia de la denuncia de herencia vacante, se origina para el denunciante el beneficio de hacerse acreedor de un galardón, que corresponde al 30% del valor de el o los bienes denunciados.

Este mecanismo, que funciona a través del Decreto Ley 1939, se puede transformar en un beneficio económico para quienes mediante la presentación de una solicitud escrita en la Oficina de Partes de la Seremi de Bienes Nacionales, individualizando detalladamente los bienes carentes de herederos. De lo contrario, la SEREMI dará un plazo prudencial para que el denunciante pueda adjuntar los antecedentes faltantes.

Este tipo de iniciativas permiten que ciertos valores se transformen en patrimonio fiscal, lo que beneficia directamente a todas las chilenas y chilenos. A partir de esta normativa se establece que una persona debe denunciar la existencia de una herencia vacante y en el evento que se confirme se entregará un galardón al denunciante.

Si bien este tipo de situaciones se transforman en un posible beneficio directo para quienes llevan a cabo la denuncia, nos demuestra claramente la soledad en que muchas personas viven y pasan sus últimos años. Uno de los casos más emblemáticos de “herencia vacante” es el empresario coquimbano Hugo Víctor Rico Rico, quien falleció en noviembre de 2011, sin herederos y que en la actualidad se ha transformado en un claro ejemplo de este tipo de realidad.

       



El Combarbalino

Diario Electrónico de la comuna de Combarbalá, perteneciente a la Red de Diarios Comunales, que está presente en las 15 comunas de la Región de Coquimbo, entregando noticias y actualidad en cada una de ellas.