Opinión:Elementos como reflexión a los asistentes a la “Primera asamblea del agua”

(Patricio Castro G,Presidente Agrupación Literaria Cultural “Piedra Cielo Combarbalá)

En relación con la crisis hídrica que vivimos, desde el punto de vista cultural (la mirada y la claridad de esa mirada acerca del fenómeno en sus causas y consecuencias), el enfoque que tengamos al respecto, condiciona fuertemente la conciencia, la disposición y la actitud de todos los actores a todo nivel,  para enfrentar ahora y también de manera permanente esta realidad y la posibilidad de cada uno, de aportar para atenuar sus efectos y la modificación de sus factores causales (en cuanto sea posible ) con posibilidades de éxito.

Sin perjuicio de lo más inmediato y de los efectos concretos que sufrimos a diario,  la información, difusión y educación acerca del tema, debe remarcar esta situación, ya no como algo ocasional ni como un ciclo temporal, sino como una condición habitual y permanente, que ya no tiene el carácter de sequía, sino de estado de aridez y desertificación crecientes.

Así, entendida la situación y sin perjuicio de todas las medidas de conjunto, para enfrentar lo más crítico y urgente, la mirada que realmente sirve, es aquella que entiende la hondura, la amplitud y la permanencia de esta realidad que históricamente nos afecta y que se prevé de muy larga duración ( llegó para quedarse). Por tanto su enfrentamiento es una condición de supervivencia para todos nosotros y para todas las manifestaciones de la vida en nuestro entorno.

Por lo tanto, frente a este desafío inmenso y total (sin agua no hay vida), no son unos pocos, sino todos los habitantes de nuestra comuna y de la región los que deben tomar conciencia y actuar para enfrentarlo.

Esto debe traducirse en propuestas y conductas concretas, inmediatas y permanentes, de involucramiento de las personas, de las Organizaciones Sociales, del mundo del trabajo y de las empresas cualquiera sea su tamaño, del Estado y sus autoridades en todos sus niveles y con sentido de conjunto en su accionar, los medios de comunicación social, en especial por su peso, la TV. y el sistema educacional con todos sus actores: Profesores, Estudiantes y Familias, para generar un tipo y nivel de conciencia que predisponga a las actitudes concretas que sirvan para enfrentar el desafío.

En este sentido, la tarea más compleja es la de incorporar a la población urbana en ella, porque en su mayoría, al no percibirla de modo tan agudo en su vida  cotidiana, no asume la gravedad del tema.

Particular relevancia adquiere el fomento de la investigación científica, aplicada al conocimiento cabal de estos fenómenos, a la difusión de una comprensión racional de los mismos y al desarrollo de propuestas con sólidos fundamentos para enfrentarlos.

Se trata, en suma, de la tarea urgente e imprescindible, de crear una nueva cultura frente a la temática ambiental real del medio en que vivimos y de un modo específico acerca del recurso hídrico con toda  su implicancias, para enfrentar el real alcance de esta situación: Hacer posible la adaptación y supervivencia de los seres vivos.

Resumiendo y en concreto, esto significa que en el ámbito comunal y regional, debemos disponer toda la batería de recursos educacionales, formativos y comunicacionales, con nuestros contenidos centrados en el conocimiento y adecuada comprensión de esta realidad, en la  perspectiva de la adaptación y la supervivencia de la vida y por tanto,  efectuando la adaptación pertinente  de contenido transversal en los programas educacionales y adecuar así a nuestra comuna de Combarbalá en una pionera, ojalá en todos sus aspectos, en asumir definitivamente por parte de toda su población,  la conciencia y la actitud adecuada para enfrentar la extrema y permanente gravedad de la situación de crisis hídrica en que vivimos.

       



El Combarbalino

Diario Electrónico de la comuna de Combarbalá, perteneciente a la Red de Diarios Comunales, que está presente en las 15 comunas de la Región de Coquimbo, entregando noticias y actualidad en cada una de ellas.